Valeria Fernández Hazan
Investigadora del CRICYT- CONICET; Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, Argentina.
E-mail: valeyjuan@arnet.com.ar
Los procesos de ciudadanización de las mujeres en la pantalla chica


La problemática de la ciudadanía de las mujeres es amplia y controvertida. En este caso nos detenemos en la observación del fenómeno a través de la TV. Partimos de una de las afirmaciones realizadas por Marshall, en los años ‘50, pero bajo la luz de las transformaciones habidas en la forma de la cultura bajo el impacto de las nuevas tecnologías mediáticas y los procesos de reconfiguración cultural. Así, Marshall, afirma que las condiciones de ciudadanización implican la existencia de una sociedad en la que se cumplan al menos dos requisitos: una escala de distribución de la renta que incluya ambos extremos de la escala social y un área considerable de experiencia y cultura compartida. Desde nuestra perspectiva, para analizar la forma bajo la cual los medios contribuyen (o no) a la formación de ese sentido común necesario para la formación ciudadana es preciso analizar los medios como parte de los elementos que configuran la cultura.

Los medios, como espacios de lucha por el poder simbólico, construyen la realidad al tiempo que, por medio de los artilugios de la objetividad y la neutralidad periodística, esconden las formas de producción de esa realidad. Esta lógica mediática tiene en su capacidad de incluir la diversidad, otra fuerte característica. Los medios tienen armas de producción tan poderosas y naturalizadas que se puede incluir el disenso sin que peligre su discurso general, esto es, todas las voces son bienvenidas si se adaptan a la lógica mediática. Teniendo en cuenta estas premisas que consideramos básicas, sostenemos que el tema de los derechos de y para las mujeres irrumpe en la programación televisiva de forma discontínua y sin respetar los procesos y tiempos que la atención requiere. La programación televisiva, en su conjunto, tomada como discurso, como propone González Requena (1992), se ve interrumpida por el tratamiento de temas relacionados con la ciudadanización de las mujeres aunque esta interrupción no genere, en modo alguno, reflexión o modificaciones reales en la concepción que desde el sentido común se tiene de la problemática. De este modo, las cuestiones de género y las mujeres como protagonistas siguen ocupando un lugar marginal en la agenda mediática. Cuando aparecen, lo hacen asociadas a la imagen más tradicional de lo "femenino": sensibilidad, servicio, función de madres, belleza, etcétera; o en un lugar secundario.

Las unidades de análisis seleccionadas tienen en cuenta dos fechas clave que sirven de anclaje y marco temporal y temático. Se ha decidido trabajar sobre la celebración y/o conmemoración del Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres –28 de mayo- y sobre el Día Internacional de la no violencia contra las mujeres –25 de noviembre-. El motivo de centrarnos en estas dos fechas solamente, tiene que ver, por un lado con que han ido ganando, en los últimos años, un lugar en la agenda de los medios, y por otro, con que su recordatorio ha generado consenso tanto dentro del movimiento de mujeres como de la sociedad en su conjunto y esto, especialmente, nos permite observar qué tratamiento se les da en la TV dejando de lado, en esta instancia, temas tan controvertidos como el aborto, por ejemplo.

Para realizar el registro de las imágenes, se dividió la jornada en cuatro cuartos, correspondiéndole el primer cuarto al canal Discovery Health, el segundo a canal 7 Argentina, el tercero a América TV- Argentina y el cuarto a P&E (Política y Economía) Argentina. La selección se hizo en función de tener en cuenta programaciones y programas destinados a mujeres pero también a varones, de diferentes edades, con diferentes niveles de acceso a la cultura y la información, que atendieran a públicos diversos y que por su target pudieran ocuparse de la problemática, ya sea porque pudiera implicarlos directamente (Discovery Health o P&E) o porque por su importancia y/o alcance pudiera interesarles tratar (canal 7 Argentina o América TV).

Algunas conclusiones

Tras el análisis de lo observado podemos concluir, en primer lugar, que el Día Internacional de Acción por la Salud de las mujeres ha logrado mayor ingreso a la agenda mediática que el Día Internacional de la no violencia contra las mujeres. Este último no aparece tratado ni mencionado en ninguno de los programas revisados, ni magazines, ni de interés general, ni de política para todo público, ni dedicados especialmente a las mujeres. Hay dos elementos importantes a destacar en este sentido. Por un lado, efectivamente, aparecen temas que podrían vincularse con la violencia contra las mujeres y no son aprovechados por ninguno de los programas y canales que los presentan. Estos son, para empezar, la visita de la Senadora Marita Perceval comentando acerca de la Comisión Mujer y Equidad en América Latina y del tráfico y sustracción de niños, niñas y adolescentes en el programa Mujer-Mujer de canal 7 de Mendoza.

El segundo tema, directamente ingresa en la problemática de la violencia contra las mujeres y es el referido a una mujer que dio a luz en un hospital público en Entre Ríos y luego murió tras ser violada. Esta noticia es presentada "neutral y objetivamente" en tres noticieros y en un programa de interés general. En ninguno se relaciona con la violencia contra las mujeres ni es desarrollada como tema más amplio. Se muestra a médicos y familiares haciendo descargas y denuncias pero no hay tratamiento más profundo ni en torno de la violencia contra las mujeres ni en el relacionado con el delito cometido.

Finalmente, en el noticiero nocturno de canal 9 de Mendoza, se hace una mención rápida (con imágenes de la sala de sesión del Tribunal en cuestión) de un caso del que actualmente ONGs de mujeres de Mendoza y parte del movimiento de mujeres a nivel nacional se está ocupando. Se trata de la condena a 15 años de prisión para una mujer que mató a su esposo policía quien la sometía a maltratos, abusos sexuales, violaciones aberrantes y subestimación permanente. El Tribunal mendocino la castigó sin atenuantes de ninguna índole agravado por el hecho de estar involucrada la policía provincial. El noticiero sólo informa acerca de la condena otorgada y no trata ni profundiza la noticia.

El otro elemento a destacar es, sin dudas, este silencio ruidoso, en torno de un tema íntimamente relacionado a la ciudadanía de las mujeres, a su lugar en nuestra sociedad, su bienestar, la negación de su gravedad, su total falta de espacio entre lo "noticiable", lo "importante", lo "relevante" en una sociedad neutral, objetiva, masculina y universal.

Con respecto al Día Internacional de Acción por la Salud de las mujeres, la situación se presenta compleja. Por un lado, y para empezar, canales dedicados a la salud, la política o las mujeres, no tocan el tema ni lo mencionan. El Día Internacional de Acción por la Salud de las mujeres no forma parte de sus agendas. Por otro lado, vale rescatar que son los canales locales los que más hincapié hicieron en el tratamiento del tema ya que ni noticieros ni programas de interés general a nivel nacional incluyeron en sus pautas diarias el Día de la Salud de las mujeres.

Finalmente, en cuanto al tratamiento dado por aquellos programas que se ocuparon de la conmemoración, podemos generalizar que el discurso refuerza la función y rol tradicional de las mujeres. En el caso de Viva la Mañana esto llega, incluso, a la exageración. El discurso de la conductora, conocido por su público como conservador y tibio, parece, comparado con el del la especialista invitada (médica psiquiatra), el de la feminista más transgresora. Las recomendaciones y mensajes dados por la médica resultan el refuerzo más descarado de la situación de subordinación y postergación de las mujeres tanto en el hogar como en el mundo del trabajo ya que, por ejemplo, para ella, las mujeres no trabajan por un deseo de desarrollo personal sino porque no les queda otra y deben traer a casa el dinero que el marido no puede o, deben ser cariñosas, no quejosas, escuchar y atender al marido y los hijos, y esto a las mujeres no les cuesta demasiado.

En el otro extremo aparece la entrevista desarrollada por Mujer-Mujer, perteneciente al otro canal local, con la representante del Programa de Salud Reproductiva de la Provincia. Aquí la conductora favorece, con sus preguntas, una exposición clara y contundente respecto de la trascendencia del Programa, sus metas, alcances, la importancia de la educación en derechos y de la información precisa y acabada. No hay mensajes ambiguos y frontalmente, en el Día de Acción por la Salud de las Mujeres, se trata un tema serio, de consecuencias definitivas en la vida de las mujeres.

No obstante, podemos decir, tal como lo anticipara González Requena, esta excepción en el tratamiento del tema de la salud de las mujeres, y de la ciudadanía de las mujeres en general, sólo hace algo de ruido en medio de la programación general, demasiado parecida entre sí aún teniendo en cuenta la oferta nacional e internacional. El caso más paradigmático resulta el de Discovery Health, el canal de la salud, dedicado especialmente a las mujeres, donde no hay ninguna mención a la fecha en cuestión y donde la mayoría de los programas (Historia de un bebé, Creciendo juntos, Ella TV, Sala de Maternidad) insisten machacadamente en un discurso de madre de tiempo completo, de realización plena a través de la maternidad, la lactancia, el parto natural y sin medicinas, etcétera. Lo que vemos en pantalla resulta lo más exacerbado del discurso conservador mezclado con vida natural y volver a las fuentes.

En cuanto a las programaciones de los canales nacionales, el silencio respecto de la conmemoración resulta llamativo. En algunas otras ocasiones han podido observarse mesas redondas con especialistas tratando temas como la ligadura de trompas, abortos ante casos de violación, ley de cupos, mujeres destacadas en algunas áreas de la cultura o el arte. Sin embargo, el 28 de mayo de 2002 no pareció ser una fecha para recordar en lo que a las mujeres y sus derechos respecta y como tal, la conmemoración y su importancia casi no existió en la TV y sus pocas menciones terminaron destacando, como decíamos al principio, la imagen más tradicional de lo "femenino" sólo que aggiornada bajo el barniz de un discurso más tolerante y abarcador que, finalmente, sólo reproduce el lugar subordinado de las mujeres ahora, además, sobrecargado con nuevas demandas sociales.


Bibliografía

Bonder, G., Las nuevas tecnologías de información y las mujeres: reflexiones necesarias, Brasil, Reunión de expertos sobre globalización, cambio tecnológico y equidad de género, 2001.

Bourdieu, P., Sobre la televisión, Barcelona, Anagrama, 1998.

Ciriza, A., Dilemas y tensiones en torno de la ciudadanización de las mujeres. Apuntes para el debate, en La Aljaba, Nº 2, 1997.

Dayan, D. (comp.), En busca del público, Barcelona, Gedisa, 1997.

González Requena, J., El discurso televisivo. Espectáculo de la posmodernidad, Madrid, Cátedra, 1992.

IIDH, Derechos humanos de las mujeres: paso a paso, Editorama, 1997.

Marshall, T. y Bottomore, T., Ciudadanía y clase social, Madrid, Alianza, 1998.

Martín Barbero, J., Jóvenes: comunicación e identidad, en Revista Pensar Iberoamérica, OEI, N° 0, 2002.

Martín Barbero, J. y Rey, G., Los ejercicios del ver, Barcelona, Gedisa, 1999.

Orozco Gómez, G., Recepción y mediaciones, Bs. As., Norma, 2002.

Pateman, C., Críticas feministas a la dicotomía público/privado en Castells, C. (comp.), Perspectivas feministas en teoría política, España, Paidós, 1996.

Procacci, G., Ciudadanos pobres, la ciudadanía social y la crisis de los Estados de

Bienestar, en García, S. y Luckes, S. Ciudadanía: justicia social, identidad y participación, Madrid, Siglo XXI, 1999.

RIMA: http://tau.tau.org.ar/cgi-bin/mailman/listinfo/gacetillas_rima/

Sartori, G., Homo videns, Madrid, Taurus, 1998.

Steimberg, O., Semiótica de los medios masivos, Bs. As., Atuel, 1998.

Verón, E., El cuerpo de las imágenes, Bs. As., Norma, 2001.