Edición Abril 2003
Colaboradores
  Autor:  Patricia Pujol Anterior     Trabajo Publicado      Siguiente
Uruguay

Regresar a Index



Cultura
Mario Benedetti, un Gran Escritor Uruguayo - 19/11/2002


Mario Benedetti nació en Paso de los Toros, en el departamento de Tacuarembó, el 14 se septiembre de 1920. Cuenta en muchas de las entrevistas que le han hecho, que su nombre completo es Mario Brenno Armando Ardí Hamlet y que su padre tenía siete nombres. Vivió con sus dos padres en Tacuarembó hasta que decidieron mudarse a una humilde casita en Montevideo. Su padre se dedicaba a vender en una farmacia y su madre cosía ropa para niños.

Benedetti ha manifestado en varias oportunidades que en su familia nadie tenía que ver con la literatura. Sin embargo de sus padres recibió otras cosas valiosas: ejemplos de comportamiento en base a la ética y un contra ejemplo. Ya que su padre era un fumador empedernido, él nunca quiso fumar luego de que el cáncer de pulmón destruyera la vida de su progenitor.
Desde pequeño, Mario sintió la propensión por las letras. Sus primeros poemas los escribió en Alemán ya que fue educado en un colegio alemán. A los 1 años escribió una novela de trescientas páginas, con capas y espadas, tratando de imitar a Alejandro Dumas. Pero no conservó esa novela, la tiró.

Ya en la etapa adulta y para ganarse la vida, Mario intentó varios oficios. Fue taquígrafo, periodista, vendedor de libros en la calle, vendedor de repuestos de automóviles, vendedor de alfombras, empleado público. Con todos estos oficios aprendió a ser un hombre derecho, a veces en contra de sus propios intereses.
Entre los años 1938 y 1941 residió casi continuamente en Buenos Aires. En 1945, de vuelta en Montevideo, integró la redacción del semanario Marcha. En 1949 publicó “Esta mañana”, su primer libro de cuentos y, un año más tarde, los poemas de “Sólo mientras tanto”. En 1953 apareció su primer novela “Quién de nosotros”. Con “La Tregua” que apareció en 196, Benedetti adquirió trascendencia internacional. La novela tuvo más de un centenar de ediciones, fue traducida a 19 idiomas y llevada al teatro, la radio, la televisión y el cine.
Hacia el 1973 debió abandonar su país por razones políticas. Etapas de sus 12 años de exilio fueron la Argentina, Perú, Cuba y España. Su producción literaria incluyendo sus famosas letras de canciones y sus setenta obras, entre las que se destacó “Gracias por el fuego”. Durante toda su carrera, ha sido galardonado con muchísimos premios de la literatura iberoamericana y aún quedan galardones para ofrendarle.

Volviendo a nuestros días, Mario Benedetti reside en Madrid, España, con su esposa Luz. Viaja cada vez que puede o si su “asma” se lo permite a Uruguay para no estar tan lejos.
A luz la conoció cuando él tenía 13 años de edad. Se casaron después de los 25 años. Ya han cumplido 50 años de casados. El escritor ha confesado en varias oportunidades que le ha dedicado gran parte de sus obras a su mujer ya que ha estado con él siempre, porque es su gran compañera de vida.
Aunque confiesa que su primer enamoramiento fuerte fue con la actriz norteamericana Margareth Sullivan. Muchos años después de su casamiento, viajó a los estados Unidos y como estaba en Nueva York fue a buscar una entrada para ver un espectáculo. El hombre de la boletería le dijo que estaban agotadas hasta dentro de cuatro meses. En ese momento suna el teléfono, el hombre atiende y grita que había muerto Margareth Sullivan y que no podía ser. Mario se puso a llorar junto con el otro hombre que también la admiraba. Al tiempo, Benedetti escribe un cuento titulado “Los viudos de Margareth Sullivan”.

No podemos perder de vista que Benedetti se empeña por no ser olvidadizo ni olvidador. Piensa con fervor que la humanidad no debe encogerse de hombros ente los 40 mil niños que sucumben diariamente en el purgatorio y la sed. Sin embargo nuestro escritor, deja siempre una puerta abierta para la utopía, las ganas de cambiar, la nostalgia, el amor... y recalca que “el olvido está lleno de memoria”.

Tomado del poema “Nuevo Canal Interoceánico”.

Te propongo construir
Un nuevo canal
Sin esclusas
Ni excusas
Que comunique por fin
Tu mirada
Atlántica
Con mi natural
Pacífico.

Mario Benedetti.

Patricia Pujol
Último año de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación Universidad de la República Oriental del Uruguay