Edición Noviembre 2003

Colaboradores
  Autor:  Raúl Antonio Acosta Valdivia Anterior     Trabajo Publicado      Siguiente
Peru

Regresar a Index



Turismo
Las Nuevas Iglesias en el Perú - 24/02/2003


REPORTAJE
LAS NUEVAS “IGLESIAS” EN EL PERÚ
Acosta Valdivia Raúl Antonio- VIII “A”

Han pasado 949 años desde que la Iglesia Cristiana se dividiera en dos: Católicos y Ortodoxos. Más adelante, surgiría en 1520 una corriente de separación Católicos Cristianos, que fuera la originaria de muchas otras separaciones: los Protestantes. Es de allí que nace la confusión y la alternativa de optar por cambios religiosos en la sociedad.
Todas las nuevas “Iglesias” se dicen ser de Cristo y hay un promedio de 21 mil, pero lo único que las diferencia son sus doctrinas, doctrinas tergiversadas a intereses religiosos particulares. Todas tienen una descripción dogmática de fe, con testimonios bastantes fantasiosos y sugestivos; como otras que admiten la salvación al paraíso de Dios.
El Perú no escapa de este fenómeno religioso, porque basta recorrer las calles de Lima para encontrar la cantidad de alternativas de salvación en cines que ya dejaron de funcionar. Todas se presentan con singulares expectativas, en espera de hallar un fiel rodeado de problemas y desconcierto, para después embriagarlo de citas bíblicas y de un fin del mundo cercano.

EN LA VARIEDAD ESTÁ EL GUSTO
En busca del Alfa y Omega

“Iglesia ” que se encuentra situada en Lince. Nació en 1975 con la venida de Luis Soto, un chileno de Antofagasta, el cual tuvo manifestaciones sobrenaturales, como por ejemplo la trastocación de su alma, el paseo de platillos voladores, la transfiguración de su rostro. «Es el mismo divino Maestro y él se reencarna, ahora está en la China predicando, para él no hay nada imposible» explicó Loayza Nicomedes, participante de Alfa y Omega durante 13 años.
Dejó para sus fieles una segunda Biblia -ellos lo llaman planos- que son 4 mil dispersos en el mundo. Son escritos de muchas letras apretadas y parejas. Todas con un mensaje que se presta a interpretación. Los fieles de Alfa y Omega reconocen en Luis Soto como el Cristo, venido por tercera vez, reencarnado. Aseguran que el hijo de Dios vino trasfigurado en Moisés, Cristo y Luis Soto.
Creen en los extraterrestres como “hermanos mayores” y como hijos de Dios, superior a nosotros, y que visitan el mundo para compartir conocimientos y alcanzar la plenitud de la ciencia. Tanto es así, que en su local se exponen a todo el público los planos escritos y recortes de periódicos referentes a la venida de Ovnis, atribuyéndolo a hechos relacionados con Dios.
«El Alfa y Omega representa el mimo divino Cristo Solar y ha retornado por tercera vez y última vez... él prometió en el divino evangelio regresar y lo está cumpliendo el divino Señor, donde trae el divino conocimiento y la revelación del Alfa y Omega», dijo Loayza.
Además, ofrece a los fieles que participan el Advenimiento del nuevo mundo y la espera del juicio final en el tiempo Celestial.

El verdadero nombre de Dios y su Mesías
En la Av. Ayacucho, en el distrito de Surco, se encuentra Quispe Espinosa, más conocido por el nombre de Ievkevvel. «Todo comenzó en enero del año de 1984, siendo yo Testigo de Jehová, hallé la manera de leer el Hebreo Arcaico, y fue mediante la comparación de los alfabetos del Fenicio, del Griego, del Latín, del Hebreo, del Inglés, del Ruso, y del Español. Llegando a la conclusión de que hay "Error en el Nombre del Dios de Israel", mejor dicho, hay "Error Espiritual" vigente» expresó.
Su “Iglesia” se llama La Congregación de los Siervos de IEVE (supuesto nombre de Dios) e ISIVAA (supuesto nombre de Jesús) cuenta con 34 siervos, y su culto se realiza los sábados. Para Ievkevvel, líder de esta “Iglesia”, el no conocer el verdadero Nombre de Dios y el de su Cristo en su lengua original, hace que todos estemos en pecado muy grave, y que el tiempo señalado de la restauración del Santo Nombre de Dios y de su Hijo se está cumpliendo en el Perú.
La doctrina de esta congregación es la misma de los Testigos de Jehová, con la diferencia del Nombre de Dios, su culto se basa en la reflexión de las escrituras bíblicas, en canciones carismáticas y propagar a todo cristiano el error enorme del Nombre de Dios.
Lo curioso es que, cuenta con un local en Surco y su fachada resalta a la vista por los escritos hebreos y los dibujos que lo hacen propio y que realmente llaman la atención. Los vecinos de la zona lo tildan de presunto «loco», mientras que él se proclama un profeta escogido. «Yo no hago caso lo que dicen las personas, dice la escritura: el que tenga oídos que oiga y el que tenga ojos que vea» opinó.
Lo que trata de conseguir Quispe Espinosa es la rectificación del nombre de Dios a todo el mundo. «Me he ido al Congreso de la República y no he tenido respuesta, he mandado una carta al Presidente y hasta ahora no obtengo respuesta alguna» arguyó. Pero, su reto final es pedir una audiencia ante la ONU y exponer a todos los líderes de las Naciones del mundo de que todas las Iglesias viven en un error constante, y así cumplir la misión que Dios le encomendó.

¡Pare de sufrir hermano!
En el ex cine Metropolitan, ubicado en el distrito de La Victoria, queda la Comunidad Cristiana del Espíritu Santo, conocida con el eslogan: “Pare de Sufrir”. Y conocida también por los escándalos televisivos protagonizados, por denuncias de supuestos cobros que exigen a los fieles en sus cultos.
Los antecedentes de esta “nueva iglesia” señalan al brasileño Edir Macedo como su hipotético fundador en 1945, el cual se denominó “Iglesia Universal del Reino de Dios”, que después por problemas policiales cambiaría de nombre a su iglesia y la expandiría a 80 países de todo el mundo, incluido el Perú.
La captación de fieles lo realizan, a través de los medios de difusión como la radio y la televisión. En la radio, poseen la emisora Radio Oriente donde su programación es todo los días; y un espacio en la emisora Radio Inca; en la televisión utilizan el horario de la madrugada en dos canales importantes: América y Panamericana, donde lo curioso es la “bendición del agua” con poderes milagrosos y los testimonios de personas curadas de enfermedades.
El encargado de dirigir toda la labor pastoral en el Perú es el Obispo Ricardo, contando con jerarquías de pastores, pastores auxiliares y obreros. Su doctrina se resume en curación, exorcismo y prosperidad. «La doctrina es buscar al Señor Jesús, entregar su vida a él... nos regimos a lo que está en la palabra de Dios, en la fe» dijo Daniel, Pastor Auxiliar de la comunidad.
Realizan dos cultos diarios y «Cadenas de oración», donde los adeptos, con los ojos cerrados, dirigidos por uno o varios pastores, invocan a Jesús o al Espíritu Santo para que bajen a curar a todos.
Lo hacen no orando sino clamando, gritando fuerte, produciendo también manifestaciones histéricas de personas que se creen endemoniadas, inmediatamente acuden los pastores u obreras (para exorcisarles) o sacarles los supuestos demonios.
Entre los ritos, que se repiten periódicamente cabe destacar: El manto traído de Israel con el que ciertas personas, al tocarlo, manifiestan «demonios» e incluso se curan; el aceite de Israel, es bendecido durante varios días y luego lo reparten a la gente, cura enfermedades y ahuyenta demonios; paquete de sal, con cualidades similares al aceite; la rosa de Sarón, que una vez bendecida se lleva a casa y ahuyenta los espíritus; pan bendito que asegura la prosperidad del cuerpo y del alma.

¿Nuevas “Iglesias” o sectas?
Para la socióloga Eva Riquez estos nuevos grupos son generados por la situación de pobreza que genera una conformidad con respecto de la fe. «Las sectas cristianas están relacionadas a poder proteger a las personas pobres, con cierta indigencia determinando su inclinación a esto grupos religiosos». Según Riquez otro factor está dado por los cambios de la sociedad actual y también al cambio cerrado de la Iglesia Católica y muy encontrado dentro de una doctrina normativa y tradicional.

La religión oficial del Perú, La Iglesia Católica, denomina a estos grupos disgregados: sectas o hermanos separados, porque cumplen –según el magisterio- con doctrinas cambiadas y que a la vez, no poseen una misma Fe, un mismo Bautizo y una Sucesión Apostólica. El Padre Miguel Anglas de la parroquia «Santa Rosa» en Lince, alega que estas agrupaciones adoptan una actitud sectaria muy apartadas al verdadero Depósito de la Fe. Y en respuesta a estos movimientos cristianos, el clero, realiza en cada diócesis charlas preventivas o cursos de catequesis, con el fin de orientar al laicado en defensa de su fe y su doctrina.

Asimismo, sea cual fuere la Iglesia, secta, agrupación o religión, el fiel apelando a su libertad tiene potestad de elegir el lugar más adecuado y cómodo para manifestar su fe. Todos los sitios cristianos invadidos en todo el Perú asumen una misma particularidad: Encontrar a un Dios. Y si usted participa en algunos de estos lugares, pues que Dios lo bendiga.

Raúl Antonio Acosta Valdivia
Estudiante del VIII ciclo de la Escuela de Periodismo «Jaime Bausate y Mesa»