Edición Noviembre 2003

Colaboradores
  Autor:  Edith de la Rosa Anterior     Trabajo Publicado      Siguiente
México

Regresar a Index



Arte Visual
Camaristas - 26/04/2003


En 1992 comenzó el Proyecto Fotográfico de Chiapas, el cual se ha mantenido vigente gracias a la colaboración e interés de Carlota Duarte, ya que desde un principio buscó apoyo económico y donativos individuales, con los que el Archivo Fotográfico Indígena se ha sostenido.
Camaristas, fotógrafos mayas de Chiapas, surgió con la intención de difundir y preservar las culturas tradicionales del país. Duarte, encargada del proyecto, brindó a los indígenas las herramientas y conocimientos básicos para que ellos mismos tomaran y revelaran las fotografías.
Desde hace poco más de diez años, los indígenas chiapanecos han mostrado un gran interés por fotografiar diversos detalles de su cotidianidad. Cada uno de estos “camaristas” se vale de su propio talento e inspiración para plasmar mediante la imagen, un trozo de sí mismos y de su cultura.
Con su propia voz, los indígenas pertenecientes a los grupos étnicos mayas: chol, tzotzil, tzeltal, mam y tojolabal(1), manifiestan el interés por valerse de la tecnología, para dar a conocer su vida, cultura y costumbres. Antes de preocuparse por retratar los estereotipos, quieren plasmar los pequeños instantes de su vida cotidiana; lo que ellos ven diariamente, al interactuar con las personas, caminar, cocinar, trabajar o festejar.
Tras descubrir el uso de la cámara fotográfica, han encontrado el valor de la imagen, es decir, lo que cada una de sus fotografías es capaz de comunicar a las personas que vean parte del Archivo Fotográfico.
Si bien, gracias a las diversas formas del arte maya se ha difundido dicha cultura, ahora la tecnología forma parte de los recursos para difundir las costumbres de diversos grupos étnicos.
A diferencia de las huellas del pincel, las marcas dejadas por los fotones en el papel fotográfico, después de rebotar en los objetos, no son vestigios sólo de un instrumento de reproducción, sino de los objetos mismos que se representan (2). Así, la forma en que cada indígena percibe su cultura y costumbres; lo que ve día tras día a su alrededor y los rasgos que son parte de sus raíces, quedan plasmados en papel.
Gracias al proyecto que supervisa Carlota Duarte, en coordinación con el CIESAS, las imágenes de 90 fotógrafos indígenas se han archivado; esto con el fin de dar a conocer al público una visión de Chiapas dentro de sí mismo, además de conservar las imágenes para futuras investigaciones.
Ante la cámara que Victoria Novelo llevó hasta los “camaristas”, con el fin de documentar el desarrollo del AFI, muchos de ellos han manifestado la gran emoción que les provoca el proyecto, ya que los que hasta hace algunos años habían sido simples modelos para la cámara fotográfica, ahora tienen la oportunidad de mostrar al mundo una visión propia de su entorno. Además de eso, los indígenas no se han caracterizado por estar a la vanguardia tecnológica, sino por las situaciones que impliquen carencias y atrasos, por lo que el Proyecto Fotográfico de Chiapas llega a ser una oportunidad histórica para los que están viviendo a la fotografía como parte de su realidad.
"Las fotos para nosotros son para dar a conocer nuestras vidas porque nos sentimos orgullosos y mantenemos bien las costumbres de nuestros abuelos, nuestras raíces y el amor por nuestro pueblo."(3)
-----------------------
(1)http://www.jornada.unam.mx/1999/may99/990521/cul-camaristas-html
(2) PAOLI, Antonio. Comunicación y Juego Simbólico, Libros del Umbral. Pág.- 34
(3) Emiliano Guzmán Meza, etnia tzeltal (http://www.chiapasphoto.org/default.htm)

Edith de la Rosa
Estudiante del octavo semestre de la Escuela de Ciencias de la Comunicación, de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.